Revuelta - Indignación

A lo largo de este año, enseñamos aquí en la EBI y en el GFTEENS,  pasajes bíblicos que narran las virtudes del Dios vivo entre su pueblo. ¿Sabías que las historias increíbles de lo que hizo en el pasado y entender que Dios sigue siendo el mismo, y Él espera que sus hijos sigan confiando y mantengan sus promesas.
En su tiempo, Gedeón escuchó, también el hombre de Dios, habla de los milagros del pasado. Oyó historias maravillosas acerca de cómo Dios liberó al pueblo hebreo de la esclavitud en Egipto, de una manera extraordinaria. Él lo expresó muy bien en su corazón y no se olvida.
Sin embargo, empezó ver sufrir a su pueblo la opresión de nuevo por otras personas, invadiendo sus campos y destruyó su ciudad. Gedeón estaba muy enojado con la situación. Su pueblo trabajo con las semillas y el ganado ocultos - e incluso en cuevas, ya que otras personas vieron y le robaron sus pertenencias. Ya no podía soportar tener que trabajar tan duro y permanecer despierto y aterrado por la madrugada, por temor a las invasiones, hasta que ...

" Y el ángel del SEÑOR se le apareció, y le dijo: El SEÑOR está contigo, valiente guerrero.  Entonces Gedeón le respondió: Ah señor mío, si el SEÑOR está con nosotros, ¿por qué nos ha ocurrido todo esto? ¿Y dónde están todas sus maravillas que nuestros padres nos han contado, diciendo: "¿No nos hizo el SEÑOR subir de Egipto?" Pero ahora el SEÑOR nos ha abandonado, y nos ha entregado en mano de los madianitas."(Jueces 6: 12-13).

Dios no pensó que era su enojo, pero entiende que Gedeón creyó tanto que Dios había prometido a su pueblo, que exigían el cumplimiento de la promesa, porque yo no estaba viendo lo que realmente sucede. Él sabía que Dios no estaba mintiendo, entonces lo que estaban viviendo no tenía sentido.
Con esta actitud de cobrar las promesas de Dios, Gedeón mostró su fe en que agradó a Dios. Hasta entonces, ninguna de las personas que buscan y, por lo tanto, cada vez más sufrimiento y distanciado del Señor Dios.
Hemos aprendido, sin fe es imposible agradar a Dios.
Así que si usted cree que la Palabra de Dios y ve en su casa problemas financieros, enfermedades y muchas peleas, hay que rebelarse contra esta situación. Es la rebelión en contra de Dios, pero la revuelta contra el mal. Los justos no pueden aceptar cualquier tipo de opresión o esclavitud. Esta revuelta nos hace experimentar el poder de Dios nos permite seguir e incluso ayudar a otros que sufren.
Dios se complace cuando expresamos esta fe inteligente y tratamos de vivir una vida de sacrificio y obediencia a Él. Esto también incluye la fidelidad en los diezmos y las ofrendas, porque creemos en la protección que Él promete a los que son fieles y hacer nuestra parte para garantizar que no se vamos a estar en las manos de nuestros enemigos.
No podemos aceptar el sufrimiento, no se encogen en la cara de los problemas. Nuestro Dios es el Señor de los ejércitos y sus hijos no puede comportarse como derrotado. Tienen que ser valiente, valiente y actitud de ganadores, sin importar la situación.
                                                                                                                                         Ester Bezerra
---------------AfrikáansAlbanésAlemánAmáricoÁrabeArmenioAzerbaiyanoBengalíBielorrusoBirmanoBosnioBúlgaroCanarésCatalánCebuanoChecoChino (Simplificado)Chino (Tradicional)CingalésCoreanoCorsoCroataDanésEslovacoEslovenoEspañolEsperantoEstonioEuskeraFinésFrancésFrisón occidentalGaélico escocésGalésGallegoGeorgianoGriegoGujaratiHaitianoHausaHawaianoHebreoHindiHmongHúngaroIgboIndonesioInglésIrlandésIslandésItalianoJaponésJavanésJemerKazajoKirguísKurdoLaosianoLatínLetónLituanoLuxemburguésMacedonioMalayalamMalayoMalgacheMaltésMaoríMaratíMongolNeerlandésNepalíNoruegoNyanjaPanyabíPastúnPersaPolacoPortuguésRumanoRusoSamoanoSerbioShonaSindhiSomalíSuajiliSuecoSundanésTagaloTailandésTamilTayikoTeluguTurcoUcranianoUrduUzbekoVietnamitaXhosaYídishYorubaZulúEspañol

Tema de la Lección: Indignación


Objetivo: Llevar a los niños a saber que Gedeón fue un hombre de mucha fe y que conocía las
promesas de Dios para su pueblo. Viendo que los enemigos los afrontaban y ridiculizaban a Dios, se
indignó pidiendo a Dios una solución.

Lección:
La indignación de un vencedor.
“Y el ángel del SEÑOR se le apareció, y le dijo: El SEÑOR está contigo, valiente guerrero. Entonces
Gedeón le respondió: Ah señor mío, si el SEÑOR está con nosotros, ¿por qué nos ha ocurrido todo
esto? ¿Y dónde están todas sus maravillas que nuestros padres nos han contado?, diciendo: "¿No nos
hizo el SEÑOR subir de Egipto?" Pero ahora el SEÑOR nos ha abandonado, y nos ha entregado en mano de los madianitas. (Jueces 6:12,13)

Gedeón vivía en una época en la que el pueblo de Dios estaba siendo perseguido por los enemigos. El
pueblo trabajaba y producía, pero vivían en la miseria porque eran robados. Cada vez, los enemigos
venían y robaban todo lo que el pueblo había producido.
Por eso Gedeón se indignó en contra de la situación. Él sabía quién era Dios, conocía las historias del
pasado, de como Dios liberó al pueblo de Israel de la esclavitud del Egipto, enviando las plagas para
que el faraón los dejara ir.
¿Usted sabía, que cuando el pueblo fue acorralado por el ejército egipcio ellos quedaron entre el
ejército y el mar? Pero Dios abrió el Mar Rojo para que el pueblo pasara, de manera extraordinaria,
de modo que las aguas del mar quedaron como si fuera un muro a la derecha y a la izquierda del
pueblo. ¡Y todos ellos caminaron sobre tierra seca en medio del mar!
Años después, lo mismo sucedió en el río Jordán, para que el pueblo llegara hasta la tierra prometida.
Y en cada batalla para conquistar la tierra prometida, Dios daba la victoria aquel pueblo, así ellos
consiguieron establecerse y prosperar.
Gedeón sabía todo eso y mucho más, conocía la historia de Abraham y de como Dios siempre fue fiel
a él. Conocía la historia de Josué y de las victorias que Dios le dio al pueblo. Conocía la historia de Noé y como Dios lo salvó del diluvio.
El oía las historias maravillosas de aquel Dios poderoso que salvaba a su pueblo de manera
extraordinaria. Y ahora, aquel mismo pueblo estaba oprimido y derrotado, viviendo en la miseria y
con miedo, al punto de tener que ocultarse y aceptar ser robados por los enemigos. ¿Cómo él podría
aceptar aquella situación, ya que él conocía del gran poder de Dios?
Y si aquel Dios poderoso y maravilloso estuviera de parte de él ¿cómo aquellas cosas horribles
acontecerían? Entonces, Gedeón se indignó contra aquella situación. Si Dios estaba con él, aquella
situación vergonzosa no podría continuar. Él no se indignó contra Dios, pero sí se indignó en contra de la situación.
Así como el, podemos actuar en ese mismo entendimiento. Esa actitud es fe inteligente. Si Dios está
con usted entonces la palabra de él tiene que cumplirse en su vida y en su familia.
Usted puede y debe indignarse en contra la situación, tener una alianza con Dios e ir en contra del mal
que ha destruido su familia y ha sido un obstáculo en su vida.

Indignación no es rebeldía
Indignación no es rebeldía. Rebeldía tiene que ver con desobediencia y eso está mal. Indignación tiene que ver con no aceptar la situación justamente por saber que a aquella situación no combina con Dios.
Gedeón era un indignado, pero no era un rebelde. Él tenía temor a Dios y justamente por respetarlo a
Él y saber quién él era no aceptaba esa situación.
No se acomode con la situación, ni se acobarde delante de las dificultades. Si usted entregó su vida a
Dios, de cuerpo, alma, y espíritu, usted tiene el derecho de tener una vida de calidad. Él está de su
lado y quiere ser su aliado contra todas las dificultades.
En la vida siempre tendremos problemas, pero con Dios venceremos todos los problemas que
vinieren. Él nos garantiza la victoria y podemos cobrar eso de Él. No de una manera irrespetuosa, pero sí podemos cobrar, ya que sabemos que él no miente. Él no se enojó con Gedeón por haberlo
cuestionado por aquellas cosas que estaban aconteciendo, si Dios estaba con ellos.
Pero Dios no dijo que él era con el pueblo, dijo que estaba con Gedeón. El pueblo estaba pidiendo a
gritos la liberación, pero aun en medio de ellos había muchas cosas erradas. Hasta tenían un altar de
un dios extraño llamado Baal. Para que Dios pudiera estar con ellos, tendrían que reconciliarse con él.
Dios es Santo y para andar con el tenemos también que ser Santos. Debemos apartarnos de aquello
que no agrada a Dios. Debemos cuidar de nuestro comportamiento para no mentir, no ser malicioso,
perdonar, ayudar a otros, oír y obedecer a nuestros Padres y a Dios en fin, tener actitudes de un hijo de Dios.
Sobre el Altar en el Templo de Salomón, en Sao Paulo, está escrito: "Santidad al Señor". El lugar másimportante de aquel Templo hermoso es lo que debe escribirse en nuestro corazón y en nuestra
mente. ¿Qué significa santidad al Señor? Significa separarse para Dios, como propiedad exclusiva de
él.
La Biblia dice que nuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo. Él quiere habitar dentro de nosotros. El Espíritu Santo viene habitar sobre aquellos que buscan su santidad. Y quien tiene el Espíritu Santo
tiene los pensamientos de Dios.

No reclame, indígnese en contra de la situación y crea en Dios
Cuando usted ve una situación en su vida que nos está bien, que parece injusta, en el fondo viene
aquella indignación. Esa indignación es la energía de su incomodidad. Use la fuerza de su indignación
de una manera positiva y no negativa.
Usarla de manera negativa es coger esa energía y usarla para reclamar, culpar a otros es ser rebelde.
Y usarla de manera positiva es coger esa energía y usarla como combustible de fe.
La fe es la certeza de las cosas que se esperan. Por ejemplo si sus Padres están peleando y usted sabe
que Dios quiere que ellos sean felices. No está correcto estar peleando con los Padres. En vez de gritar con ellos o vivir nervioso, usted puede colocar la energía generada por esa indignación en la certeza de que la relación de ellos va a tener un resultado positivo y ellos van a estar bien.
Puede hablar con Dios en oración, ¿recuerda lo que hablamos de la oración?, en su cuarto sin que
nadie lo vea use el nombre de Jesús, expulse el mal que está causando la división en su familia, pida a
Dios que cuide de su familia y que bendiga su casa.
Tenga la certeza de que la situación se va resolver y haga un pacto con Dios, para que su vida sea de Él, y así usted vera la voluntad de él siendo realizada.
Gedeón sacó las cosas equivocadas de la vida de él, sacrificó, obedeció a Dios y fue para la guerra
contra los enemigos con un ejército muy pequeño. Más él tuvo el coraje porque confiaba en la
palabra de Dios.
El uso su indignación como combustible de su fe para conseguir vencer varios ejércitos. Consiguió
liberar a su pueblo y aliarse con él, con la fuerza de su indignación, la cual le dio a el un coraje que él no tenía. Dios no cambió, continúa siendo el mismo Dios de Gedeón.

Conclusión:
No se acomode con la situación, ni se acobarde delante de las dificultades. Sea un niño que piensa y
cobra de Dios Su palabra, en su vida y en la de su familia.

Observaciones para las Educadoras:
 Hacer preguntas para los niños, las que colocamos abajo son sugerencias que pueden ser usadas,
pero la educadora, que conoce a los niños y que está con ellos en la hora de la clase, puede y
debe crear sus propias preguntas, relacionadas con el tema, para interactuar mejor con los niños y
hacerlos pensar, aplicando la propia vida con lo que escucharon.
 Pedir testimonios, es importante que los niños vean el resultado de lo que está siendo predicado.
Así como el pastor muestra los testimonios de transformación de vida, es importante que la
educadora muestre también testimonios.
Converse con los niños y con los Teens y vea lo que las enseñanzas han hecho en la vida de ellos.
Usted se ira a sorprender y el Espíritu Santo orientara su trabajo.


Preguntas:

1-¿Porque el cristiano tiene que ser indignado?
2-¿Qué Dios encuentra cuando usted manifiesta su indignación?
3- Cuéntenos un momento suyo de indignación

Educadoras y Consejeras: Comparen las respuestas de los niños y de los Teens de acuerdo con el
ejemplo de las respuestas de abajo.


Mejores Respuestas:

1-No se conforme con el mal en su vida
2- Se agrada por el hecho de ser fuerte y de confiar en sus promesas
3- Experiencia propia con la indignación………

¿Quién era acomodado con la situación y después de lo que oyó, aprendió a usar la
indignación y vio un resultado?


Esa pregunta debe ser hecha a lo largo del mes, después de que los niños hayan asistido a alguna de las clases relacionadas con el tema.


Obs. Interactuar con los niños, de acuerdo con las respuestas. Pedir la dirección del Espíritu Santo.
Los temas son mensuales, pero las educadoras y consejera deben enriquecerlos con ejemplos
diariamente.

Frases claves para dirigir las clases de los niños más pequeños:
*Gedeón sabía las maravillas que Dios había hecho
*Si Dios estaba con él, aquella situación horrible no podría continuar
*Indígnese en contra del mal y tenga una alianza con Dios
*Indignación no es rebeldía
*Dios nos garantiza la victoria y podemos cobrar eso de él
*Apártese de lo que no agrada a Dios
*Quien tiene el Espíritu Santo tiene los pensamientos de Dios
*No reclame, Indígnese en contra de la situación y crea en Dios
*Haga un pacto con Dios para vencer.










Peor enemigo: Diablo o orgullo?



“Y he aquí una mujer cananea que había salido de aquella región clamaba, diciéndole: ¡Señor, Hijo de David, ten misericordia de mí! Mi hija está gravemente atormentada por un demonio.
Pero Jesús no le respondió palabra. Entonces acercándose Sus discípulos, le rogaron, diciendo: Despídela, pues da voces tras nosotros. Él respondiendo, dijo: No soy enviado sino a las ovejas perdidas de la casa de Israel. Entonces ella vino y se postró ante Él, diciendo: ¡Señor, socórreme! Respondiendo Él, dijo: No está bien tomar el pan de los hijos, y echarlo a los perrillos. Y ella dijo: Sí, Señor; pero aun los perrillos comen de las migajas que caen de la mesa de sus amos.
Entonces respondiendo Jesús, dijo: Oh mujer, grande es tu fe; hágase contigo como quieres. Y su hija fue sanada desde aquella hora.”
 Mateo 15:22-28
Dos cosas llamaron mi atención en este texto:
Esa mujer era griega (un pueblo que, considerando su cultura y su inteligencia, era naturalmente orgulloso y arrogante) y Le pidió al Señor Jesús que expulsase el demonio, en vez de pedir una terapia, un tratamiento o consejos – que no van más allá de vana psicología y son ineficaces cuando el problema es espiritual. Ella encaró el hecho: ¡tenía demonios!
Ese mismo día ella logró la liberación de su hija, ¿y por qué?
Porque nadie vence al diablo sin antes vencerse a sí mismo, ¡sin antes vencer al orgullo!
¡Entre un ser vacío y que después estará lleno de espíritus malignos está el ORGULLO!
¡Y entre un ser que está cargado de espíritus y después estará completamente liberado está la HUMILDAD!
Fue fácil para esta madre alcanzar la respuesta del Señor Jesús, pues ya llegó ante Él victoriosa contra su orgullo. Pero, lamentablemente, no logramos ayudar a muchas personas hoy en día, porque incluso aceptan enfrentar a Satanás, pero se rehúsan a enfrentarse a sí mismas.
¡Dios los bendiga sobremanera!

Deja un comentario 


Para el adolescente, la apariencia es lo más importante. Es una época difícil porque todos están más interesados en lo que tenés, en lo que aparentas, que en lo que realmente sos.
Muchas veces llegas a sentirte tentado a hacer cosa que no querés. Otras no te sentís conforme con tu cuerpo o con tu personalidad porque tus amigos y los que te rodean te hace sentir inseguro. La industria de la moda y los medios de comunicación y el photoshop, dictan un montón de reglas que determinan quién es bella/o lindo y quién está a la moda o quién no.
Pero como adolescente de Dios, lo que te tiene que importar es la belleza de tu interior. Para que puedas agradar a Dios tenés mantener tu corazón puro. Cuida tu interior para que el Señor Jesús pueda bendecirte en todo lo que hagas.
No olvides que aunque muchos se dejan llevar por el exterior Él ve lo que lo que hay dentro nuestro.
“Pero el Señor dijo a Samuel: No mires a su apariencia, ni a lo alto de su estatura, porque lo he desechado; pues Dios ve no como[a] el hombre ve, pues el hombre mira la apariencia exterior, pero el Señor mira el corazón”.
1º Samuel 16:7












"¿Con qué limpiará el joven su camino? Con guardar tu palabra". (Salmos 119:9)

La vida de los adolescentes no es nada Fácil! En la escuela, en la iglesia, con los amigos, con los familiares y en diferentes lugares, hay que estar muy atentos y tener cuidado por donde se pasa, porque siempre habrá alguien observando su comportamiento, ya sea este bueno o malo.

Por tanto, es necesario que usted tome conciencia de que es una persona capaz de tener buena influencia en la gente por tener el Espíritu de Dios en su vida.

Si usted es un adolescente comprometido en hacer la obra de Dios de forma perfecta y agradable, ahora va a conocer las cualidades que, a través de la acción del Espíritu Santo se generará en el interior y en el carácter de quien, ardientemente, desea servir al Padre.


Transparente
Los adolescentes tranparentes son personas libres y por eso reflejan seguridad en sus relaciones con las demás personas.
    FlexibleLas personas arrogantes nunca aprenden nada. Así que hay que tener disposición para flexibilizar los iodos y el corazón para poder aprender.
  • Sumiso: La sumisión no es prisión, es libertad y también es uno de los secretos para una vida larga, prospera y llena de frutos. Los adolescentes sumisos llegan a ser autoridades que prevalecen.
  • Tratable: Cualquier persona que cree que nunca se equivoca y que siempre tiene la razón es difícil de soportar. Así que el adolescente que deja su corazón en las manos de Dios y se deja moldear por Él, se convierte en un gran líder.
  • HumildePara estos no hay lugar para el orgullo o la arrogancia. Los adolescentes con un corazón humilde expresan la vida de Jesús.
  • MansoJesús dijo que debemos aprender de Él que es manso y humilde de corazón. La humildad y la mansedumbre nos hacen semejantes a Jesús.
  • Llenos del Espíritu SantoEste es un adolescente diferente, es alegre! Así también son los líderes que deben ser reconocidos.
  • DecididoLa persona decidida es determinada en todo lo que hace y esto es un factor predominante en la vida de aquellos que quieren vencer.
  • FervorosoEste es el ingrediente que le da brillo al ministerio del adolescente líder. Nadie tolera a un líder frio porque transmite desánimo; una persona fria no influencia en nada, pero el fervoroso hace toda la diferencia!.
  • MotivadoLa motivación del líder es responsable del 50% del éxito de su ministerio. Los líderes motivados tienen un crecimiento sin obstáculos.
  • DispuestosNo hay nada más aburrido que tratar con personas indispuestas que sólo influencian negativamente. La disposición es una cualidad importante en el liderazgo.
  • AtrevidoLa dirección dada por Dios hará avanzar aquello para lo que fuimos enviados. El que desarrolle este avance de calidad, crece y supera sus limitaciones.

    Después de leer estas características, usted como adolescente que conoce la verdad y la Palabra de Dios debe realmente hacer la diferencia! Que el Señor Jesús genere en su interior un ardiente deseo y la necesidad de lograr tener estas cualidades.







Para tener éste encuentro es necesario buscarlo.
Estamos hablando del mayor encuentro de tu vida.
El verdadero encuentro con Dios es el acontecimiento más importante en la vida de un cristiano. Es a través de esta experiencia que la persona se volverá propiedad exclusiva de Dios, logrando soportar las tribulaciones terrenas. Una vez que sucede este encuentro, el cristiano se vuelve una nueva criatura, con las mismas características del Padre.
Por ese motivo que surge la necesidad de un real encuentro con Dios. “para el hombre es imposible continuar en la misma situación, después de tener un real encuentro con Dios,” afirma el Obispo Macedo.
                                                                                         La experiencia con Dios 
Según explica el obispo Macedo, cuando la persona tiene un encuentro con Dios, ésta no se olvida jamás de ese momento. Fue lo que él afirmó durante su programa trasmitido por IURD TV. En ese momento, contó cómo fue su experiencia.
“Un día, le pedí a Dios la certeza de mi salvación y, días después, durante la reunión, el Espíritu Santo me tocó y me mostró lo pecador que yo era. A pesar de no tener ningún vicio, adulterar, ni hacerle mal a los demás, Él me convenció de mi situación, pues yo estaba irremediablemente perdido; y si hubiera muerto en aquel momento, me hubiera ido directo al infierno. En ese instante, hubo un arrepentimiento de mi parte, por la vida que llevaba, me arrepentí de mis pecados (no de mis necesidades personales) sino de mis errores”, explicó.

“El Espíritu Santo lavó mi alma con la sangre de Jesús, y en mi nació una nueva criatura. Mi llanto agonizante se transformó en un lloro de alegría. Desde entonces, yo quería mostrarle a las personas el Dios que me había salvado. Esa fue mi experiencia, pero cada uno tiene que tener ese momento particular con Dios”, añadió
Es necesaria la intrepidez. 

El obispo enfatizó que para tener ese encuentro es necesario  que la persona sea sincera e intrépida. “El encuentro solo se da cuando la persona es honesta, cuando rasga su corazón y dice: ‘Mi Dios, yo quiero cambiar, no quiero más ser como he sido.’ Cuando hace esa súplica, es imposible que Dios no escuche y no acuda a su encuentro. Lo que veo en algunos comentarios dejados en mi blog es una falta de conocimiento de Dios. Ya que quien recibe el Espíritu Santo permanece”, destacó.






Cuando el Señor Jesús estaba en la tierra, uno de sus objetivos era que enseñarnos. Tomando nota de los Evangelios, aprendemos un poco de todo, la forma de amar a los demás, cómo ser misericordioso, mientras oramos y como nos enseñan.
Sin descanso el Señor Jesús enseñó. Y para ello, utiliza el lenguaje figurado, como la vez que dijo a sus discípulos que era mejor empezar uno de sus miembros para entrar en el reino de los cielos (Marcos 6,18). Jesús no estaba diciendo que tenían que mutilar, pero haciéndoles creer que para alcanzar la vida eterna debe ser sacrificios.
Y así como en  Mateo 16-5, donde Jesús llama acerca de la levadura de los fariseos y discípulos saduceus.Seus olvidó tomar el pan. El Señor Jesús tuvo la oportunidad de enseñar, utilizando el ejemplo de la levadura del pan de enseñar para que ellos también podrían estar influenciadas por los fariseos. 
Este es también el papel del educador, tomar todos los recursos posibles para y el objetivo es ganar almas.



















Todos los Lunes, Miércoles y Viernes estaremos publicando
un Estudio que le ayudará mucho


    Lunes: 15 de Junio de 2015


    Miércoles: 17 de Junio de 2015 


    Viernes: 19 de junio de 2015


    Lunes: 22 de Junio de 2015


    Miércoles: 24 de Junio de 2015



    Hola mis adolescentes, tuvimos un tiempito lejos pero ya regresamos.


    Lunes: 06 de Julio de 2015



    Miércoles: 08 de Julio de 2015



    Viernes: 10 de Julio de 2015



    Lunes: 13 de Julio de 2015



    Lunes: 10 de Agosto de 2015  


  

    Miércoles: 12 de Agosto de 2015




    Viernes: 14 de Agosto de 2015



    Lunes: 17 de Agosto de 2015



    Miércoles: 19 de Agosto de 2015



    Viernes: 21 de Agosto de 2015




Hola Chicos, ya regresamos...

    Lunes: 07 de Septiembre de 2015



   Miércoles: 09 de Septiembre de 2015



    Viernes: 11 de Septiembre de 2015



    Lunes: 14 de Septiembre de 2015




Miércoles: 16 de Septiembre de 2015



    Viernes: 18 de Septiembre de 2015



    Lunes: 21 de Septiembre de 2015



    Miércoles: 23 de Septiembre de 2015


  
    Viernes: 25 de Septiembre de 2015



    Lunes: 28 de Septiembre de 2015



    Miércoles: 30 de Septiembre de 2015



    Viernes: 2 de Octubre de 2015



    Lunes: 05 de Octubre de 2015



    Miércoles: 07 de Octubre de 2015



    Viernes: 09 de Octubre de 2015



    Lunes: 12 de Octubre de 2015



    Miércoles: 14 de Octubre de 2015



   Viernes: 15 de Octubre de 2015



   Lunes: 19 de Octubre de 2015



0 comentarios:

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.

Datos personales

Mi foto
Dejad a los niños venir a mí, y no se lo impidáis; porque de los tales es el reino de Dios. De cierto os digo, que el que no recibe el reino de Dios como un niño, no entrará en él. (Lucas 18.16-17)

Seguidores